sábado, 27 de noviembre de 2010

Αρλετα - τις αδειες νυχτες

Un par de canciones griegas dedicadas especialmente a mis queridos alumnos de Humanidades. Son bastante tristes, la verdad, pero es que a la sonoridad de esa lengua le van muy bien los aires melancólicos (al fin y al cabo las palabras "melancolía" y "nostalgia" son de raíz griega).

En la letra encontraréis muchas palabras reconocibles, que apenas han cambiado desde el Griego clásico: noche, todos, esperanza, corazón, amor, cielo, mar, sol, manos... hay también una original inversión de la expresión "tener el cielo por techo", cuando dice "en una habitación con el techo como cielo".

Ni por el estilo ni por el instrumento acompañante, la guitarra, se pueden considerar canciones folklóricas; están más bien en una línea de canción de "cantautor" que, si bien tiene en cada país rasgos particulares y la lógica vinculación con la lengua y la tradición musical propias, presenta a la vez aspectos bastante comunes de un país a otro, consecuencia inevitable de la universalidad de la cultura popular en las últimas décadas (por ahí pueden ir algunos de los trabajos que tenéis pendientes los alumnos del Proyecto "Música y Literatura": un estudio comparativo de los temas y las formas musicales de las canciones de diversas lenguas y culturas).

Αρλετα - τις αδειες νυχτες   - En las noches vacías 

Μουσική : Γιώργος Κοντογιώργου
Στίχοι : Γιώργος Στεφάνου

Τις άδειες νύχτες óλοι μιλούσαν για τη βροχή
Για μας η ελπίδα και η αγάπη είχαν χαθεί
En las noches vacías todos hablaban para la lluvia
para nosotros se han perdido la esperanza y el amor

Λες κι η καρδιά απ' τον ατέλειωτο τον ουρανό
Κράτησε μόνο τη συννεφιά κι έναν καημό (bis)
Como si el corazón guardase solo
las nubes y una pena del cielo ilimitado (bis)

Τις άδειες νύχτες όλοι γελούσαν με τα παιδιά
Στα κρύα μας χέρια δεν είχε λύπη, μήτε χαρά
En las noches vacías todos se reían con los jóvenes
en nuestras manos frías no quedó ni siquiera una alegría

Κι εγώ τις ώρες που έχουν χαθεί ψάχνω να βρω
Σε μία κάμαρη με το ταβάνι για ουρανό (bis)
Y las horas que se han perdido las intento encontrar
en una habitación con el techo como cielo (bis)

Τις άδειες νύχτες βλέπαμε στ'όνειρο μια ακρογιαλιά
Τον ήλιο ελεύθερο, τα μάτια όμορφα και λαμπερά
En las noches vacías veíamos en el sueño una playa
el sol libre, los ojos bellos y brillantes

Τώρα τον ήλιο μας όλα τα σύννεφα τον κυνηγούν
Τώρα τα μάτια μας βλέπουν τη θάλασσα και δε μιλούν (bis)
Ahora las nubes cazan nuestro sol
ahora nuestros ojos ven el mar y no hablan (bis)

Τις άδειες νύχτες ονειρευόμαστε μια ακρογιαλιά
Τον ήλιο ελεύθερο, τα μάτια όμορφα και λαμπερά…
En las noches vacías soñábamos con una playa
con el sol libre, con los ojos bellos y brillantes

Traducción de Rudi Haberkon

Αρλέτα - Μια φορά θυμάμαι

La segunda canción de Arleta es, si cabe, más triste que la primera.

Αρλέτα - Μια φορά θυμάμαι
Alguna vez recuerdo

Νύχτα βροχερή άδειο το χέρι
Noche lluviosa, la mano vacía
ψάχνει να σε βρει μα δεν το ξέρει
busca para encontrarte pero no sabe
πού θα σε βρει
donde te encontrará.
Μια φορά θυμάμαι μ' αγαπούσες
Alguna vez recuerdo que me amaste
τώρα βροχή
ahora lluvia
μια φορά θυμάμαι μου μιλούσες
alguna vez recuerdo que me hablaste
τώρα σιωπή
ahora silencio.

Πέτρωσ' η φωνή και πώς να κλάψει
Se petrificó la voz y cómo quieres que llore
που ΄φυγες εσύ έχουν ανάψει
cuando te fuiste se han encendido
χίλιοι καημοί
miles de penas.
Μια φορά θυμάμαι μ' αγαπούσες
Alguna vez recuerdo que me amaste
τώρα βροχή
ahora lluvia
μια φορά θυμάμαι μου μιλούσες
alguna vez recuerdo que me hablaste
τώρα σιωπή
ahora silencio.

Θα ΄ρθει το πρωί και θα περάσει
Vendrá la mañana y pasará
θα με θυμηθεί θα με ξεχάσει
me echará de menos y me olvidará
όπως κι εσύ
como tú también.
Μια φορά θυμάμαι μ' αγαπούσες
Alguna vez recuerdo que me amaste
τ
ώρα βροχή
ahora lluvia
μια φορά θυμάμαι μου μιλούσες
alguna vez recuerdo que me hablaste
τώρα σιωπή
ahora silencio

Traducción de Rudi Haberkorn

Απρίλη μου (Abril mío)

Para contrarrestar tanta melancolía ponemos una canción más animada, interpretada por la estupenda voz de María Farantouri. Su compositor es el gran Mikis Theodorakis, autor, entre otras muchas obras, de la música de la película "Zorba el griego". El estilo es más folclórico, gracias en parte al sonido inconfundible del "buzuki", instrumento popular griego de cuerda pulsada.
La traducción la añadiremos en unos días. Si os fijáis en la manera de pronunciar palabras como Απρίλη o αγάπη podréis observar el fenómeno del "itacismo", la pronunciación moderna de la "eta" como "iota".

Στίχοι: Μίκης Θεοδωράκης
Μουσική: Μίκης Θεοδωράκης

Απρίλη μου, Απρίλη μου ξανθέ
και Μάη μυρωδάτε, καρδιά μου πώς αντέ-
Καρδιά μου πώς, καρδιά μου πώς αντέχεις
μέσα στην τόση αγάπη και στις τόσες ομορφιές

Γιομίζ' η γειτονιά τραγούδια και φιλιά
Την κοπελιά μου τη λένε Λενιώ
Την κοπελιά μου τη λένε Λενιώ
Την κοπελιά μου τη λένε Λενιώ, μα το 'χω μυστικό

Αστέρι μου, αστέρι μου χλωμό
του φεγγαριού αχτίδα στο γαϊτανόφρυδο
Στο γαϊτανο-, στο γαϊτανοφρυδό σου
κρεμάστηκε η καρδιά μου σαν το πουλάκι στο ξόβεργο

Γιομίζ' η γειτονιά...

Λουλούδι μου, λουλούδι μυριστό
και ρόδο μυρωδάτο, στη μάνα σου θα 'ρθω
στη μάνα σου, στη μάνα σου θα 'ρθω
να πάρω την ευχή της και το ταίρι που αγαπώ

Γιομίζ' η γειτονιά...

lunes, 22 de noviembre de 2010

LA FLAUTA MÁGICA: Presentación de Papageno (examen 4º de ESO)

Cuando Tamino empieza a reponerse del desvanecimiento que ha tenido frente al terrible dragón (sin saber que este ha sido vencido por las tres Damas de la Reina de la Noche) aparece por primera vez Papageno, que como buen pícaro intentará atribuirse el mérito. La letra y la música de este primer número ya lo identifican con todos los rasgos propios de su carácter.

2 Arie PAPAGENO

Der Vogelfänger bin ich ja,
Stets lustig, heißa, hopsassa!
Ich Vogelfänger bin bekannt
Bei Alt und Jung im ganzen Land.
Weiß mit dem Locken umzugehn
Und mich auf's Pfeifen zu verstehn.
Drum kann ich froh und lustig sein,
Denn alle Vögel sind ja mein.
Der Vogelfänger bin ich ja,
Stets lustig, heißa, hopsassa!
Ich Vogelfänger bin bekannt
Bei Alt und Jung im ganzen Land.
Ein Netz für Mädchen möchte ich,
Ich fing sie dutzendweis für mich;
Dann sperrte ich sie bei mir ein,
Und alle Mädchen wären mein.
Wenn alle Mädchen wären mein,
So tauschte ich brav Zucker ein.
Die, welche mir am liebsten wär',
Der gäb' ich gleich den Zucker her.
Und küßte sie mich zärtlich dann,
Wär' sie mein Weib
und ich ihr Mann,
Sie schlief' an meiner Seite ein,
Ich wiegte wie ein Kind sie ein.

2 Aria PAPAGENO

Yo soy el pajarero,
siempre alegre, ¡ole, upa!
Como pajarero soy conocido por
viejos y jóvenes en todo el país.
Cazo con reclamo y toco la flauta.
Puedo estar alegre y contento,
porque todos los pájaros son míos.
Yo soy el pajarero,
siempre alegre, ¡ole, upa!
Como pajarero soy conocido
por los viejos y los jóvenes
en todo este país.
¡Me gustaría tener una red
para muchachas,
las cazaría por docenas!
Luego las metería en la jaula
y todas ellas serían mías.
Si todas las muchachas fueran mías,
las cambiaría por azúcar:
y a la que yo más quisiera
le daría enseguida el azúcar.
y me besaría con delicadeza,
si fuera mi mujer y yo su marido.
Dormiría a mi lado y la acunaría
como si fuese una niña.

LA FLAUTA MÁGICA - Quinteto Tamino, Papageno, Damas (examen)

En esta larga escena podemos apreciar la habilidad del compositor para pasar de una situación a otra y de un registro a otro (humorístico, sentencioso, solemne) con absoluta fluidez. Esa capacidad única para la transición que también hemos comentado en "Las bodas...".

             5 Quintett 
PAPAGENO 
(tritt vor Tamino huin und deutet
traurig auf das Schloß am Munde)
 
Hm, hm, hm, hm, hm!
TAMINO 
Der Arme kann von Strafe sagen,
Denn seine Sprache ist dahin.
PAPAGENO 
Hm, hm, hm, hm, hm, hm!
TAMINO 
Ich kann nichts tun, 
als dich beklagen,
Weil ich zu schwach 
zu helfen bin.
PAPAGENO
¡Hm, hm, hm, hm, hm, hm, hm, hm! 
(Die Drei Damen treten auf)
ERSTE DAME 
(zu Papageno)
Die Königin begnadigt dich,
Erläßt die Strafe dir durch mich.
(Sie nimmt ihm das Schloß vom Munde.)
PAPAGENO 
Nun plaudert Papageno wieder!
ZWEITE DAME 
Ja, plaudre! 
Lüge nur nicht wieder!
PAPAGENO 
Ich lüge nimmermehr,
nein, nein!
DIE DREI DAMEN 
Dies Schloß soll 
deine Warnung sein.
PAPAGENO 
Dies Schloß meine 
Warnung sein.
ALLE 
Bekämen doch die Lügner alle
Ein solches Schloß 
vor ihren Mund;
Statt Haß, Verleumdung, 
schwarzer Galle,
Bestünden Lieb' und Bruderbund.
ERSTE DAME 
(gibt Tamino eine goldene Flöte)
O Prinz, 
nimm dies Geschenk von mir!
Dies sendet uns're Fürstin dir.
Die Zauberflöte wird dich schützen,
Im größten Unglück unterstützen.
DIE DREI DAMEN 
Hiermit kannst 
du allmächtig handeln,
Der Menschen 
Leidenschaft verwandeln:
Der Traurige wird freudig sein,
Den Hagestolz nimmt Liebe ein.
ALLE 
O so eine Flöte ist mehr
Als Gold und Kronen wert,
Denn durch sie wird Menschenglück
Und Zufriedenheit vermehrt.
PAPAGENO 
Nun, ihr schönen Frauenzimmer,
Darf ich, 
so empfehl' ich mich.
DIE DREI DAMEN 
Dich empfehlen kannst du immer,
Doch bestimmt die Fürstin dich,
Mit dem Prinzen ohn' Verweilen
Nach Sarastros Burg zu eilen.
PAPAGENO 
Nein, dafür bedank' ich mich!
Von euch selbsten hörte ich,
Daß er wie ein Tigertier.
Sicher ließ' ohn' alle Gnaden
Mich Sarastro rupfen, braten,
Setzte mich den Hunden für.
DIE DREI DAMEN 
Dich schützt der Prinz, 
trau' ihm allein.
Dafür sollst du sein Diener sein.
PAPAGENO 
(für sich) 
Daß doch der Prinz 
beim Teufel wäre!
Mein Leben ist mir lieb;
Am Ende schleicht, 
bei meiner Ehre,
Er von mir wie ein Dieb.
ERSTE DAME 
(gibt Papageno ein Glockenspiele) 
Hier, nimm dies Kleinod, 
es ist dein.
PAPAGENO 
Ei, ei! Was mag darinnen sein?
DIE DREI DAMEN 
Darinnen hörst du Glöckchen tönen.
PAPAGENO 
Werd' ich sie auch wohl 
spielen können?
DIE DREI DAMEN 
O ganz gewiß! 
Ja, ja, gewiß!
ALLE 
Silberglöckchen, Zauberflöten
Sind zu eurem/unserm 
Schutz vonnöten.
Lebet wohl! Wir wollen gehn,
Lebet wohl, auf Wiedersehn!
(Alle wollen gehen) 
TAMINO 
Doch, schöne Damen, saget an... 
PAPAGENO 
Wie man die Burg wohl finden kann?
TAMINO, PAPAGENO 
Wie man die Burg wohl finden kann?
DIE DREI DAMEN 
Drei Knaben, jung, schön,
hold und weise,
Umschweben euch auf eurer Reise.
Sie werden eure Führer sein,
Folgt ihrem Rate ganz allein.
TAMINO, PAPAGENO 
Drei Knaben, jung, schön, 
hold und weise,
Umschweben euch auf eurer Reise.
DIE DREI DAMEN 
Sie werden eure Führer sein,
Folgt ihrem Rate ganz allein.
ALLE 
So lebet wohl! Wir wollen gehn,
Lebt wohl, lebt wohl, 
auf Wiederseh'n!
5 Quinteto 
PAPAGENO 
(se acerca a Tamino y le muestra 
el candado que te cierra la boca) 
¡Hm, hm, hm, hm, hm, hm, hm, hm!
TAMINO 
Ya puede decir que lo han castigado,
pues ha perdido la palabra.
PAPAGENO 
¡Hm, hm, hm, hm, hm, hm, hm, hm!
TAMINO 
Lo único que puedo hacer 
es compadecerte,
pues soy demasiado débil 
para ayudarte.
PAPAGENO 
¡Hm, hm, hm, hm, hm, hm, hm, hm!
(Entran las tres damas.) 
PRIMERA DAMA 
(a Papageno) 
La Reina te otorga su gracia,
por mi mediación te perdona la pena.
( le quita el candado de la boca.) 
PAPAGENO 
¡Ahora Papageno vuelve a parlotear!
SEGUNDA DAMA 
Sí, parlotea
¡Pero no vuelvas a mentir! 
PAPAGENO 
Nunca más volveré a mentir. 
¡No! ¡No!
LAS TRES DAMAS 
¡Que este candado 
te sirva de advertencia!
PAPAGENO 
¡Que este candado 
me sirva de advertencia!
TODOS 
Si a todos los mentirosos 
les pusieran un candado 
como éste en la boca:
en vez de odio y calumnia,
lo que habría sería 
amor y fraternidad.
PRIMERA DAMA 
(le da a Tamino una flauta de oro) 
¡Oh Príncipe, acepta este regalo!
Te lo envía nuestra princesa.
Esta flauta mágica 
te protegerá y sostendrá 
en las mayores desgracias.
LAS TRES DAMAS 
Te permitirá obrar 
con omnipotencia,
transformar las pasiones 
de los hombres:
el triste se pondrá alegre,
el solterón se enamorará.
TODOS 
Oh, una flauta como ésta vale más
que todo el oro y todas las coronas,
pues con ella se incrementa 
la dicha y felicidad de los hombres.
PAPAGENO 
Entonces, bellas damas, 
si lo permitís, 
me despido de vosotras.
LAS TRES DAMAS 
Puedes despedirte cuando quieras,
pero la princesa te ordena que
sin demora vayas con el príncipe
al castillo de Sarastro.
PAPAGENO 
¡No! ¡Muchas gracias!
Pues me dijisteis que Sarastro
es tan fiero como un tigre.
No tendría compasión de mí,
me haría descuartizar y asar,
y me arrojaría a sus perros.
LAS TRES DAMAS 
¡El príncipe te protegerá,
confía solamente en él!
A cambio, le servirás.
PAPAGENO 
(para sí) 
¡Ojalá que el diablo 
se llevase al príncipe!
Me es muy querida mi vida;
y al final, por mi honor,
éste se alejará de mí 
como un ladrón.
PRIMERA DAMA 
(le da un carillón a Papageno) 
Toma este tesorito, 
es tuyo.
PAPAGENO 
¡Eh, eh! ¿Que habrá dentro?
LAS TRES DAMAS 
Dentro oirás sonar las campanillas.
PAPAGENO 
¿Y podré tocarlas
cuando me apetezca?
LAS TRES DAMAS 
¡Pues claro que sí! 
¡Sí, sí, claro que sí!
TODOS 
Las campanillas de plata,
la flauta mágica serán necesarias
para vuestra/nuestra protección.
Adiós, nos vamos.
Adiós. ¡Hasta la vista!
(Todos se disponen a irse.) 
TAMINO 
Pero decidme, bellas damas...
PAPAGENO 
¿Cómo encontraremos el castillo?
TAMINO, PAPAGENO 
¿Cómo encontraremos el castillo?
LAS TRES DAMAS 
Tres muchachos, jóvenes,
bellos, nobles y sabios,
os acompañarán en vuestro viaje;
serán vuestros guías,
seguid únicamente sus consejos.
TAMINO, PAPAGENO 
Tres muchachos, jóvenes,
bellos, nobles y sabios,
nos acompañarán en nuestro viaje.
LAS TRES DAMAS 
Serán vuestros guías,
seguid únicamente sus consejos.
TODOS 
¡Adiós, pues! Nos vamos.
Adiós, adiós. 
¡Hasta la vista!


LA FLAUTA MÁGICA: Primer Dúo Pamina - Papageno (examen 4º de ESO)

El primer dúo de Pamina y Papageno habla de amor sin ser un dúo amoroso. El hecho de  no formar ellos una pareja (ella está destinada a un príncipe de su clase, Tamino, mientras que a él le aguarda una "mujercita" de su misma condición, Papagena) otorga a sus palabras una mayor trascendencia: no se trata de una declaración de sentimientos recíprocos, sino de una proclama universal, un canto al amor entre todos los seres humanos.

PAMINA
Bei Männern, welche Liebe fühlen,
Fehlt auch ein gutes Herze nicht.

PAPAGENO
Die süßen Triebe mitzufühlen,
Ist dann der Weiber erste Pflicht.

BEIDE
Wir wollen uns der Liebe freun,
Wir leben durch die Lieb' allein.

PAMINA
Die Lieb' versüßet jede Plage,
Ihr opfert jede Kreatur.

PAPAGENO
Sie würzet unsre Lebenstage,
Sie wirkt im Kreise der Natur.

BEIDE
Ihr hoher Zweck zeigt deutlich an,
Nichts Edler's sei,
als Weib und Mann.
Mann und Weib,
und Weib und Mann
Reichen an die Gottheit an.

PAMINA
A los hombres que sienten el amor
nunca les falta un buen corazón.

PAPAGENO
Compartir los dulces impulsos
es el primer deber de las mujeres.

PAMINA, PAPAGENO
Alegrémonos del amor,
únicamente por él vivimos.

PAMINA
El amor endulza todas las penas;
todas las criaturas lo alaban.

PAPAGENO
Él da sabor a nuestros días,
actúa en el ciclo de la Naturaleza.

PAMINA, PAPAGENO
Su excelsa finalidad es bien clara,
no hay nada más noble
que una mujer y un hombre.
El hombre y la mujer,
la mujer y el hombre
alcanzan la esfera de la divinidad.

LA FLAUTA MÁGICA: Terceto de los niños instruyendo a Tamino (Examen)

En clase hemos comentado la peculiar mezcla de solemnidad y ligereza que caracteriza la música de los tres niños.

DIE DREI KNABEN
Zum Ziele führt dich diese Bahn,
Doch mußt du, Jüngling,
männlich siegen.
Drum höre unsre Lehre an:
Sei standhaft,
duldsam und verschwiegen!

TAMINO
Ihr holden Kleinen, sagt mir an,
Ob ich Pamina retten kann?

DIE DREI KNABEN
Dies kundzutun, steht uns nicht an:
Sei standhaft,
duldsam und verschwiegen!
Bedenke dies; kurz, sei ein Mann,
Dann, Jüngling,
wirst du männlich siegen.

LOS TRES MUCHACHOS
Este camino te conduce a la meta,
pero tú, joven,
has de vencer
como un adulto.
Por ello, escucha nuestra enseñanza:
¡sé firme, paciente y callado!


TAMINO
Oh nobles muchachos, decidme,
¿podré salvar a Pamina?


LOS TRES MUCHACHOS
No nos corresponde
a nosotros revelártelo:
¡sé firme, paciente y callado!
Recuérdalo; en suma, sé un hombre,
y así, joven,
vencerás como un adulto.

LA FLAUTA MÁGICA: Aria de Tamino "Qué poderoso es tu sonido" (examen)

En esta escena Tamino pone a prueba el poder de su flauta mágica atrayendo y encantando a las fieras. Pero su alegría no será plena mientras no encuentre a Pamina. Así lo refleja la música con un cambio de ritmo y carácter sobre las palabras "Doch nur Pamina".

TAMINO
Wie stark ist nicht dein Zauberton,
Weil, holde Flöte,
durch dein Spielen
Selbst wilde Tiere Freude fühlen.
Doch nur Pamina bleibt davon!
Pamina! Höre, höre mich!
Umsonst!
Wo? Ach, wo find' ich dich?

(Er spielt, Papageno antwortet von
innen mit seinem Flötchen.)

Ha, das ist Papagenos Ton!


TAMINO
Qué poderoso es tu mágico sonido,
ya que, flauta querida,
cuando te escuchan,
hasta las fieras se alegran.
¡Sólo Pamina no aparece!
¡Pamina! ¡Escucha, escúchame!
¡Es inútil!
¿Dónde, ay, dónde te encontraré?


(Toca su flauta. Papageno responde
desde dentro con la suya.)


¡Ah, ése es el sonido de Papageno!

LA FLAUTA MÁGICA: Aria de Sarastro "En estos sagrados recintos" (examen 4º de ESO)

Segunda de las arias de Sarastro, cuando tranquiliza a Pamina diciéndole que allí estará segura. Es una voz de bajo-bajo adecuada para la solemnidad del personaje. A partir del cuarto verso oímos unas notas de violín en el registro agudo que acompañan y a la vez contrarrestan la gravedad profunda de la línea vocal.

SARASTRO
In diesen heil'gen Hallen
Kennt man die Rache nicht,
Und ist ein Mensch gefallen,
Führt Liebe ihn zur Pflicht.
Dann wandelt er an Freundes Hand
Vergnügt und froh ins bess're Land.
In diesen heil'gen Mauern,
Wo Mensch den Menschen liebt,
Kann kein Verräter lauern,
Weil man dem Feind vergibt.
Wen solche Lehren nicht erfreun,
Verdienet nicht ein Mensch zu sein.

SARASTRO
En estas naves sagradas
no se conoce la venganza;
y si un hombre ha caído,
el amor lo conduce al deber.
Entonces camina alegre y contento,
junto al amigo hacia un país mejor.
En estos muros sagrados,
donde el hombre ama al hombre,
no puede acechar ningún traidor,
porque al amigo se le perdona.
Quien no ama estas doctrinas
no merece ser un hombre.

LA FLAUTA MÁGICA - Encuentro Pamina-Tamino y pruebas (examen)

Final feliz: los enamorados afrontan juntos la doble prueba del fuego y el agua. Como los guía el amor y la flauta mágica, tienen todas las opciones para triunfar; además, el éxito de la empresa está sugerido musicalmente casi desde el primer momento. Y cuando llega el dúo posterior a la primera prueba, "wir wandelten durch Feuergluten" (¡hemos atravesado el fuego!) la belleza de la música es tan intensa y pura que nos hace partícipes de la plenitud de la victoria.


PAMINA 
Tamino mein! O welch ein Glück!

TAMINO 
Pamina mein! O welch ein Glück!
Hier sind die Schreckenspforten,
Die Not und Tod 
mir dräu'n.

PAMINA 
Ich werde aller Orten
An deiner Seite sein;
Ich selbsten führe dich,
Die Liebe leitet mich!

(Sie nimmt ihn bei der Hand.) 

Sie mag den Weg mit Rosen streun,
Weil Rosen stets bei Dornen sein.
Spiel du die Zauberflöte an;
Sie schütze uns auf uns'rer Bahn.
Es schnitt in einer Zauberstunde
Mein Vater sie aus tiefstem Grunde
Der tausendjähr'gen Eiche aus,
Bei Blitz und Donner, 
Sturm und Braus.
Nun komm und spiel' die Flöte an,
Sie leite uns auf grauser Bahn.

PAMINA, TAMINO 
Wir wandeln  
durch des Tones Macht
Froh durch des Todes düstre Nacht.

DIE GEHARNISCHTEN 
Ihr wandelt 
durch des Tones Macht
Froh durch des Todes düstre Nacht.

(Tamino und Pamina wandern; 
man hört Feuergeprassel und 
Windgeheul, manchmal auch den 
Ton dumpfen Donners und 
Wassergeräusch. Tamino bläst 
seine Flöte)
 

PAMINA, TAMINO 
Wir wandelten durch Feuergluten,
Bekämpften mutig die Gefahr.
Dein Ton sei Schutz 
in Wasserfluten,
So wie er es 
im Feuer war.

(Tamino bläst; man sieht sie 
hinuntersteigen und nach einiger 
Zeit wieder heraufkommen; sogleich 
öffnet sich eine Türe; man sieht 
einen Eingang in einen Tempel, 
welcher hell beleuchtet ist)

PAMINA, TAMINO 
Ihr Götter, welch ein Augenblick!
Gewähret ist 
uns Isis' Glück!

CHOR 
(von innen) 
Triumph! Triumph! Du edles Paar!
Besieget hast du die Gefahr!
Der Isis Weihe ist nun dein!
Kommt, tretet in den Tempel ein!

PAMINA 
¡Tamino mío! ¡Oh, qué felicidad!

TAMINO 
¡Pamina mía! ¡Oh, qué felicidad!
Aquí están las puertas del espanto,
que me amenazan
con la miseria y la muerte

PAMINA 
En todas partes
estaré a tu lado.
Yo misma te guiaré,
el amor me conducirá

(le toma de la mano) 

Él sembrará de rosas el camino,
pues rosas y espinas van unidas.
Y si tú tocas tu flauta mágica,
ella nos protegerá en el camino.
En una hora mágica mi padre
la talló de lo más hondo
de una encina milenaria,
entre truenos y relámpagos,
tempestades y huracanes.
Ven y toca la flauta,
nos guiará por el camino de espanto.

PAMINA, TAMINO 
¡Alegres atravesamos,
gracias al poder de la música,
la sombría noche de la muerte!

LOS DE LA ARMADURA 
¡Alegres atravesáis,
gracias al poder de la música,
la sombría noche de la muerte!

(Tamino y Pamina se dirigen hacia 
la montaña que arroja fuego. 
Atraviesan las llamas, entre los 
rugidos del viento. Tamino toca su 
flauta. Así que salen  del fuego,
se abrazan.)
 

PAMINA, TAMINO 
Hemos atravesado 
las llamas ardientes,
hemos afrontado con valor el peligro
Que tu música nos proteja 
en el aguas,
como nos ha protegido en el fuego.

(Tamino toca la flauta. Se dirigen 
hacia la montaña de la cascada, 
descienden y al poco tiempo vuelven 
a subir. Enseguida aparece la 
entrada de un templo que brilla 
iluminado.) 

PAMINA, TAMINO 
¡Dioses! ¡Qué instante!
¡Se nos ha otorgado 
la felicidad de Isis!

CORO DE LOS SACERDOTES 
(desde dentro) 
¡Triunfo! ¡Triunfo! ¡Noble Pareja!
Has vencido el peligro,
tuya es la consagración de Isis,
¡venid, entrad en el templo!


martes, 16 de noviembre de 2010

GINASTERA: CANCIÓN DEL ÁRBOL DEL OLVIDO

Sin ser tan conocida internacionalmente como el Tango o la Milonga, la Vidalita es un tipo de canción tradicional argentina que ha tenido cultivadores entre algunos músicos de formación clásica o "culta" como Alberto Ginastera (nacido en Buenos Aires en 1916) y Carlos Guastavino (Santa Fe, 1915), quienes además de componer obras de mayor extensión para las salas de conciertos prestaron gran atención a la música popular, en especial a la canción basada en estructuras y ritmos folclóricos.

La letra de esta canción también se inspira en la lírica popular, de la que toma usos como el diminutivo ("nochecita", "en cuantito") o el verbo "despenarse", quitarse las penas. La música mantiene un ritmo sin apenas variaciones de principio a fin, con un acompañamiento de piano simple y monótono que expresa muy bien la desesperanza del poema original. La melodía en cambio es más sutil de lo que parece a simple vista; en los versos finales de la primera y la segunda estrofa se desliza una modulación que nos deja pendientes de la continuación, y en la última estrofa aparece una variación más notoria que va encaminada a resaltar el tercer verso, coincidiendo con el giro inesperado del texto "me olvidé de olvidarte / en cuantito me acosté"; de ese modo la música y el poema se aúnan para expresar la fatal herida del amor roto, la imposibilidad de curarse de él a voluntad.

Canta el tenor sevillano Manuel Cid, gran especialista en este repertorio.

Alberto Ginastera - Fernán Silva Valdés

Canción del árbol del olvido

En mis pagos hay un árbol,
que del olvido se llama,
al que van a despenarse, vidalitay,
los moribundos del alma.

Para no pensar en vos,
bajo el árbol del olvido,
me acosté una nochecita, vidalitay,
y me quedé bien dormido.

Al despertar de aquel sueño
pensaba en vos otra vez,
pues me olvidé de olvidarte, vidalitay,
en cuantito me acosté.

CARLOS GUASTAVINO: EL SAMPEDRINO

Carlos Guastavino es un gran compositor de canciones que merecería ser más conocido fuera de su país. Es el autor de "Se equivocó la paloma", sobre un poema de Rafael Alberti (mucha gente cree que la compuso Serrat), entre otras muchas canciones sobre textos de Cernuda, Gabriela Mistral, Quevedo... Recomendamos escuchar en Internet "La rosa y el sauce", "Bailecito" o el primer movimiento de la sonatina para piano.

El poema de Benarós es rico en expresiones populares ("Pa que lo sepas", "trajinarse", "arreando", "piale"...) y trata el eterno tema de la pérdida, en este caso doble: del amor y de la patria chica. Mientras conduce el ganado por campos solitarios, un "resero" (el que cuida las reses) expresa su nostalgia por su ciudad natal, San Pedro, y por "la prenda que yo quería".  En el estribillo hace una descripción muy bonita del paisaje y las plantas que lo rodean, inevitablemente vinculados al recuerdo de la amada, y le pide a las flores que guarden silencio sobre su llanto. La descripción de la soledad del campo como espejo de la desolación interior nos recuerda a "Los ejes de mi carreta", del argentino Atahualpa Yupanqui.

Esta segunda vidalita presenta un acompañamiento pianístico similar al de la anterior, pero la melodía tiene una mayor riqueza; con la típica estructura copla-estribillo, resulta especialmente lograda la modulación que hace al entrar el estribillo (sobre las palabras "Trebolares fresquitos"), estupendamente matizada por el tenor.

El Sampedrino (León Benarós)

Soy nacido en San Pedro,
pa´ que lo sepas,
unos vientos me traen
y otros me llevan.
Es triste amigo,
trajinarse en la huella
sin un cariño.
Tal vez algún cariño
en que ir pensando
por esos campos solos
al ir arreando...

Trebolares fresquitos,
gramilla tierna,
margaritas silvestres
que fueron de ella.
No digan, flores,
que ha pasado un resero
llorando amores...

San Pedro de mi vida,
quisiera verte
antes de que me piale
por ahí la muerte.
Pero, aparcero,
si ella no está en el pago
y a nadie tengo...
a nadie tengo, amigo,
como decía
ni me espera la prenda
que yo quería.

Trebolares fresquitos,
gramilla tierna,
margaritas silvestres
que fueron de ella.
No digan, flores,
que ha pasado un resero
llorando amores...

CARLOS GARDEL: ADIÓS MUCHACHOS

Aquí tenemos una buena muestra de la influencia que la poesía popular ha ejercido sobre la culta: Luis Cernuda se inspiró en un famoso tango de Gardel para componer el poema "Despedida", del que seleccionamos abajo las estrofas que más nos interesan para establecer la comparación. La sensación de pérdida es muy clara en los dos textos, pero se plantea de una forma más cotidiana y llevadera en el tango, que nos habla de pandillas y de juergas ("barra querida" y "farras") con el lenguaje coloquial propio de un género de origen "arrabalero". El poema de Cernuda, en cuyos versos se deja entrever su condición homosexual, nos sumerge en una atmósfera de estación final, como si el autor se sintiera a las puertas de la muerte, o al menos en una etapa de la vejez en la que los placeres de la carne quedan fatalmente vedados.

La letra de este tango está inseparablemente asociada a la voz de Gardel, cuya talla como intérprete de canción popular no ha sido superada: su capacidad para sostener una línea de canto perfecta y al mismo tiempo matizar cada palabra con la inflexión más certera es única. Muchos de sus textos están cargados de sentimentalismo lacrimógeno y sin embargo nunca resulta exagerado ni artificioso. Que su voz nos siga sonando hoy con la misma frescura que hace 80 años lo dice todo (en Argentina suele afirmarse que "Gardel cada día canta mejor"). Se recomienda una escucha de, al menos, el impresionante "Yira yira" ("sabrás que todo es mentira / sabrás que nada es amor") (1) y el melodramático "Volver" ("..sentir / que es un soplo la vida, / que 20 años no es nada...") (2).
http://www.youtube.com/watch?v=4ZcwzIPYCHE&feature=related
http://www.youtube.com/watch? v=I5JQ1m3mxKw&feature=related

CARLOS GARDEL: ADIÓS MUCHACHOS

Adiós muchachos, compañeros de mi vida,
barra querida de aquellos tiempos.
Me toca a mi hoy emprender la retirada
debo alejarme de mi buena muchachada.

Adiós, muchachos, ya me voy y me resigno,
contra el destino nadie la calla.
Se terminaron para mí todas las farras.
Mi cuerpo enfermo no resiste más.
…..
DESPEDIDA Luis Cernuda

Muchachos
que nunca fuisteis compañeros de mi vida,
adiós.
Muchachos
que no seréis nunca compañeros de mi vida,
adiós.
(......)
Qué dulce hubiera sido
en vuestra compañía vivir un tiempo:
bañarse juntos en aguas de una playa caliente,
compartir bebida y alimento en una mesa,
sonreír, conversar, pasearse
mirando cerca, en vuestros ojos, esa luz y esa música.
(……)
Adiós, adiós, compañeros imposibles.
que ya tan sólo aprendo
a morir, deseando
veros de nuevo, hermosos igualmente
en alguna otra vida.

sábado, 13 de noviembre de 2010

DANNY BOY

Esta canción es casi un himno extraoficial para los irlandeses y tiene una historia bastante complicada sobre la que han corrido ríos de tinta. De manera muy resumida: la letra es de un inglés llamado Frederick Weatherley, el cual, en un golpe de perspicacia y buen olfato (era abogado), tuvo la idea de sustituir la melodía que él mismo había compuesto sin el menor éxito por otra que le pareció más adecuada, la de un tema tradicional irlandés titulado "Londonderry Air" que había llegado a conocer por casualidad. El resultado fue que una letra y una melodía que en origen eran totalmente ajenas la una a la otra encajaron a la perfección y se convirtieron en una canción de enorme popularidad, impregnada además de unas connotaciones patrióticas muy alejadas de la intención original. Esto ocurrió en las dos primeras décadas del S. XX, pero de ese tipo de préstamos, mezclas, adaptaciones y casualidades está llena la historia de la música.

El texto también tiene sus misterios: a simple vista lo pondríamos en boca de una chica que se despide de su amado, pero hay quien sostiene que se trata de otro tipo de escena muy habitual en aquellas tierras: un padre le dice adiós a su hijo en el momento de partir éste hacia la guerra o a otro país (la emigración irlandesa fue tan grande durante el siglo XIX que recibió el nombre de "Irish Diaspora"; se calcula que a finales de ese siglo dos de cada cinco irlandeses vivían en el extranjero); sea cual sea la intención original, ha sido interpretada indistintamente por voces femeninas y masculinas (entre estas últimas Elvis Presley, Bing Crosby, Sam Cooke, Harry Belafonte...).

La estructura es bastante sencilla, cuatro estrofas con alternancia de dos temas (A-B-A-B); en las impares el carácter es más bien moderado y sombrío, en las pares va subiendo la intensidad entre el primer verso y el tercero, para descender en el último.

Una breve introducción a las tres versiones que traemos aquí:

1- Versión para voz y piano a cargo del barítono Thomas Quasthoff (al que podéis ver en directo en el Lied de Schubert "Der Leiermann", en la sección correspondiente). Magníficas cualidades vocales, timbre redondo y pleno, interpretación fiel al original, sin grandes cambios de una estrofa a otra. Toda la emoción se concentra en la capacidad de matización de la voz.

2- Versión para banda de instrumentos de viento, perteneciente a la película "Brassed Off" ("Tocando el viento"), que analizamos el curso pasado en el tema de "Música de cine". La acción transcurre en un pueblo minero de Yorkshire enfrentado a la política de cierre de minas del gobierno británico (un contexto no muy diferente del de la película "Billy Elliot"). Vemos al director de la banda, Danny, ingresado en un hospital por una grave enfermedad relacionada con el trabajo en la mina; es de noche; de pronto empiezan a oírse vagamente lo sones de "Danny Boy" en la calle; la doctora reacciona diciendo que los va a hacer callar enseguida, a lo que el enfermo responde que ni se le ocurra. Los planos van pasando de la habitación a la calle (el sonido se hace más claramente perceptible en ese segundo escenario) y nos muestran las dificultades que han tenido que superar los músicos para estar allí: uno de ellos, hijo del director, que en una escena anterior se había intentado suicidar, presenta un estado físico lamentable; otro (Ewan McGregor) ha tenido que empeñar su trompa y se limita a silbar la melodía. Cuando la doctora, preocupada por la reacción de su paciente, le toma el pulso, él le comenta que siempre se le dispara con esa canción. Todos esos detalles contribuyen a incrementar el tono emotivo de la escena, en complicidad infalible con la música, que establece un emocionante crescendo de principio a fin.

3- Versión del saxofonista Ben Webster. Un clásico del jazz con más de 55 años a sus espaldas; Webster, un soberbio especialista en baladas que gustaba de hacer vibrar la boquilla para darle un toque más íntimo y sensual a sus interpretaciones, diferencia las cuatro estrofas con un impresionante sentido del clímax: sonido apagado, emisión muy "soplada" y escasez de ornamentos en las dos primeras, progresiva introducción de variaciones en la tercera y cuarta, cada vez más distantes del original, subida gradual a un registro más agudo y poderoso que permite el descenso conclusivo final. El acompañamiento de piano, bajo y batería se queda siempre en un discreto segundo plano, dándole todo el protagonismo a la linea cantabile del saxofón.

(Algunos recordaréis que "Danny Boy" suena también en una escena de la película "Muerte entre las flores" (Miller's Crossing) que analizamos hace dos cursos en Música de Cine: un par de asesinos a sueldo entran de noche en una casa para matar a un mafioso sesentón que está oyendo en un gramófono una interpretación casi operística de esta canción. La duración real de la grabación coincide con la de la escena, en la que los dos matones suben sigilosamente las escaleras después de cargarse al guardaespaldas y están a punto de ametrallar al personaje encarnado por Albert Finney, que se escapa por los pelos porque percibe el olor a quemado que viene de la planta baja y consigue en pocos minutos dispararle a uno de ellos desde debajo de la cama, hacerse con la ametralladora, saltar por la ventana, acribillar desde el jardín al segundo matón y finalmente liquidar a dos cómplices que aparecen en un coche).

Oh, Danny boy, the pipes, the pipes are calling
Ay, Daniel, las gaitas llaman
From glen to glen, and down the mountain side.
por las cañadas, ladera abajo.
The summer's gone, and all the roses falling,
Se fue el verano, las rosas mueren,
It's you, it's you must go and I must bide.
y ahora debes irte y yo he de quedarme.

But come ye back when summer's in the meadow,
Pero vuelve cuando en el prado sea verano
Or when the valley's hushed and white with snow,
o cuando el valle en silencio se cubra de nieve,
It's I'll be here in sunshine or in shadow,—
aquí estaré, con sol o entre las sombras,
Oh, Danny boy, O Danny boy, I love you so!
¡Ay, Daniel, cuánto te quiero!

But when ye come, and all the flowers are dying,
Cuando regreses y estén las flores mustias,
If I am dead, as dead I well may be,
si yo hubiera muerto, como es bien probable,
Ye'll come and find the place where I am lying,
encontrarás el lugar donde esté mi tumba
And kneel and say an Avè there for me.
y entonarás de rodillas una oración por mí.

And I shall hear, though soft you tread above me,
Y yo te oiré, por leve que sea tu paso,
And all my grave will warmer, sweeter be,
y mi tumba se caldeará y aliviará
For you will bend and tell me that you love me,
cuando te inclines y me digas que me quieres,
And I shall sleep in peace until you come to me!
y dormiré en paz hasta que vengas conmigo.






RICHARD RODGERS & LORENZ HART: LITTLE GIRL BLUE

Las buenas canciones circulan de boca en boca ajenas a su propia historia; tal vez por eso Brahms (ver sección de Lied) se sentía especialmente satisfecho de que algunas de sus creaciones en ese campo pasaran por ser arreglos de temas populares.
Las canciones anónimas no surgieron de la nada, cada una de ellas tuvo también un "autor" que posiblemente nunca se consideró propietario de lo que hacía: más bien se sentiría instrumento de un arte que a través de él se materializaba en un determinado fruto. Nadie expresó esa actitud mejor que Antonio Machado en su poema "Retrato": "...Dejar quisiera / mi verso, como deja el capitán su espada: / famosa por la mano viril que la blandiera, / no por el docto oficio del forjador preciada."

Esta canción es obra del compositor Richard Rodgers y el letrista Lorenz Hart, a quienes se deben pequeñas maravillas de la música popular americana como "Manhattan" o "Blue Moon"; Rodgers es también el responsable de la música de "The Sound of Music", o sea, "Sonrisas y lágrimas", que contiene joyas como "My favorite Things". Bueno es saberlo, pero, volviendo a lo que decíamos: lo propio de las grandes canciones (o de los grandes poemas) no es que triunfen en el contexto original para el que fueron compuestas, sino que vayan rodando de voz en voz y de lugar en lugar hasta terminar ocupando un pequeño espacio en el extenso patrimonio de la cultura popular, como en cierto modo ha ocurrido con "My favorite Things" (ver versiones de Al Jarreau y de John Coltrane) o, a un nivel más modesto, con "Little Girl Blue".

Empieza por una estrofa en recitativo que delata su origen escénico: formaba parte de "Jumbo", un típico musical de Broadway del año 1935 (el que quiera oírla en ese estilo puede buscar la versión de Judy Garland en Youtube). Solamente en la primera de nuestras versiones se mantiene esa introducción, las otras dos entran directamente en las palabras "Sit there", comienzo de la 2ª estrofa. Si escuchamos por su orden las tres interpretaciones observaremos que van creciendo en intensidad y carga emotiva, de manera que al final, sin dejar de ser la partitura de Rodgers y la letra de Hart, se ha convertido en mucho más que eso; porque es muy improbable que sus autores, al componerla, pensaran en el sentimiento de desolación que habría de transmitirnos en la voz de Nina Simone o en el dramatismo desgarrado con el que Janis Joplin la haría suya (casi se podría decir que su identificación con el texto se intensifica por la mirada de vulnerabilidad y desamparo con la que indaga a su alrededor, como perdida entre las cámaras del estudio de la BBC).

Ponemos el texto original, que sólo coincide plenamente con la versión de Carly Simon (por cierto, aunque sea la menos impactante cuenta con un pianista que hace maravillas a partir de la 2ª estrofa). En las otras dos hay numerosas variantes que no afectan al sentido profundo de la canción.

LITTLE GIRL BLUE - NIÑA TRISTE

(When I was very young    
Cuando yo era muy joven
The world was younger than I       
el mundo era más joven que yo,
As merry as a carousel                 
alegre como un carrusel;
The circus tent was strung          
la carpa del circo se ensartaba
With every star in the sky            
con las estrellas del cielo
Above the ring I loved so well      
sobre el amado ruedo;
Now the young world has grown old
ahora el mundo se ha hecho viejo,
Gone are the tinsel and the gold  
desaparecieron los brillos dorados.)

Sit there and count your fingers, 
Siéntate y cuéntate los dedos,
what can you do?                     
¿qué puedes hacer?
Old girl you are through.          
niña ya mayor, estás acabada.
Sit there and count your little fingers,
Siéntate y cuéntate los deditos,
unlucky little girl blue.
desdichada niña triste.


Sit there and count the raindrops
Siéntate y cuenta las gotas de lluvia
falling on you. It’s time you knew,
que caen sobre ti; es hora de que sepas
all you can ever count on are the raindrops  
que sólo puedes contar con las gotas de lluvia (1)
that fall on little girl blue.
que caen sobre una triste niña.


No use, old girl, you may as well surrender.
No hay nada que hacer, niña mayor, es mejor que te rindas,
Your hope is getting slender,
tu esperanza se está consumiendo,
Why won’t somebody send a tender Blue boy
¿por qué no manda alguien a un chico triste
to cheer a little girl blue?
para animar a una niña triste?

1- En este verso el texto inglés juega con el doble sentido de count "contar" y count on "confiar en"